Historia del Colegio

El Colegio Suizo de Santiago fue fundado en 1939. Gracias a su nivel académico, su atmósfera familiar y su carácter multicultural, goza de gran prestigio en Chile y, con ello, también es un fiel representante de Suiza y los valores que definen la Swissness.

En una época en la que los problemas políticos europeos también alcanzaban a Chile, familias suizas tradicionales en Santiago (como los Dünner, Isliker, Bittig, Flueler, Hegetschweiler o los Küpfer) quisieron fundar un Colegio propio de habla alemana, al que no afectaran esos desórdenes. El día 3 de abril de 1939, se iniciaron las clases, al aire libre. Luego, se construyó un chalet en el terreno del Club Suizo y más adelante, se compró una casa que se convirtió en una escuela primaria que albergara a casi 50 alumnos.

Pese a los escasos recursos, el alumnado creció en pocos años a más de cien, distribuidos en Kindergarten y seis cursos de educación básica. De la gran cohesión que existió en la Colonia Suiza durante los años de guerra, surgió la construcción de un nuevo club, una piscina y el refugio en Lagunillas.

Gracias a la iniciativa del en aquel entonces Presidente del Colegio, Richard Keller, y del Director del Colegio, Robert Hans, en 1953 se formó el departamento de Educación Media (que se ha ampliado año a año) y, en la misma época, comenzó también la tradición de la semana de trabajo al aire libre, en contacto directo con la naturaleza y la vida sencilla.

En 1957, los alumnos de Educación Media podían instalarse en un nuevo edificio. Posteriormente, en los años 1962 y 1968, bajo la dirección del nuevo Director Walter Brunner, se construyeron los edificios de Educación Básica y de Kindergarten. De este proyecto familiar, se fundó lentamente una empresa escolar con normas y reglamentos y, en 1968, se formó el Centro de Padres que apoyó la implementación del servicio de apoyo sicológico y de orientación. En 1976, bajo la dirección de Hans Münstermann, el colegio obtuvo el estatus de Escuela Bilingüe, con la posibilidad de impartir todas las asignaturas en alemán, excepto castellano e historia y geografía de Chile.

En 1979, cuando Peter Lippuner era el Presidente del Colegio y Karl Kistler, el Director, se creó un proyecto para la construcción de un gimnasio, el que, luego de una serie de colectas y generosos donativos del Cantón Patrocinador Basilea Campiña y del Comité de Colegios Suizos en el Extranjero, pudo ser retomado en 1986 (después de su regreso) por quien fuera Director por muchos años, Walter Brunner, y por el Presidente del Colegio, Rodolfo Oberli.

La creciente demanda de matrículas a causa de los extraordinarios resultados académicos y un aumento temporal del número de ciudadanos suizos en Chile (a causa de una nueva legislación), llevaron a la resolución de permitir el crecimiento paulatino de la comunidad escolar a 600 estudiantes y a la adecuación de la infraestructura a las nuevas condiciones.

En 1991, el Presidente del Colegio, Rodolfo Oberli, y el Director, Walter Brunner, pudieron inaugurar el recién construido casino y la nueva sala para enseñanza de arte y técnicas manuales, en presencia de parlamentarios suizos y representantes del Cantón Patrocinador Basilea Campiña (que asumió una parte importante de los gastos de dicha construcción).

En el año 1996, se añadió un segundo piso al edificio de Educación Básica, con lo que se pudo enseñar a dos clases por nivel. Fuera de eso, poco a poco se adquirieron diferentes casas y terrenos colindantes al Colegio. Esto permitió, entre otras cosas, que los cursos de Kindergarten obtuvieran un nuevo espacio y también que, en el año escolar 2005, se creara un jardín infantil. A principios del año escolar 2004, cuando Veronika Fischer era Presidenta del Colegio, Jean-Michel Bruggman, Director, y Werner Hügli, director interino, se renovó y amplió el edificio de Enseñanza Media, para adecuar la infraestructura a una enseñanza moderna.

Veronika Fischer y su equipo, con ayuda del Cantón Patrocinador y personas de contacto en Suiza, hicieron un gran esfuerzo para obtener los medios económicos para otra ampliación.

En el año 2004, y sobre todo gracias a la activa ayuda del ex-profesor del Colegio Suizo Max Mathys y su alumno de aquella época, Pedro Isliker, se creó en Suiza la institución “Pro CSS”. Dicha institución ha sido, y esperamos siga siendo, tan exitosa que hizo posible (nuevamente gracias a la generosa cooperación del Cantón Basilea Campiña) la construcción de un moderno edificio Pre – Escolar con un segundo gimnasio.

En 2009, el Colegio presentó a toda la comunidad su nuevo y moderno edificio de Enseñanza Media que alberga la Matura bilingüe suiza. El edificio fue inaugurado bajo la Presidencia de Martin Böni y la Dirección de Friedrich Lingenhag y marcó otro paso importante de desarrollo y proyección a futuro del Colegio Suizo de Santiago.

En 2011 se graduó la primera promoción de Matura, máximo diploma de Enseñanza Secundaria en Suiza, que abrió a nuestros egresados las puertas de las universidades en Suiza, la Unión Europea y Estados Unidos y hasta el día de hoy, ya se han sumado dos generaciones más, con una muy buena evaluación por parte de los expertos suizos.

Recientemente, en enero de 2014, Claudia Engeler ha asumido la dirección del Colegio, y bajo su dirección ya se está trabajando en un nuevo y muy interesante proyecto: convertirnos en Colegio Verde.

NUESTROS ALIADOS