Circular 9

Santiago, 24 de noviembre 2016

 

Guten Tag! ¡Buenos días! Hello! Bonjour!
Grüssen stärkt unsere Gemeinschaft. Un saludo que reúne a nuestra comunidad.”

Circular 9 / 2016

Muy estimados padres,
queridas alumnas y queridos alumnos, estimadas y estimados colegas,
queridas amigas y queridos amigos del CSS en Chile y el extranjero,

¿Cómo puede ser posible que el calendario marque ya el 24 de noviembre? En un mes celebramos Navidad y las puertas del Colegio se cierran por un buen rato.
¿Cómo puede ser posible que el tiempo pase en forma tan precipitada y se nos escurra como arena entre los dedos? Recién les saludé por el inicio del año escolar y ya estoy redactando la penúltima circular del año.
Hay filósofos que afirman, mientras más adultos somos, más rápido percibimos el paso del tiempo. Sabemos también que científicos han podido demostrar la relatividad del tiempo. También autores, músicos, psicólogos y lingüistas se han dedicado al fenómeno del tiempo relativo.
Cuando observo el microcosmos de nuestro Colegio, tengo la sensación que el tiempo transcurre rápido, tal vez porque mensualmente, semanalmente, diariamente, sí, incluso en cada hora sucede muchísimo.
Así, en las semanas pasadas, se organizó una feria del libro, durante la cual se pudo adquirir libros ilustrados, libros para niños y para jóvenes; se realizó un trekking de Vida Sana; se disputaron las olimpíadas de la media; se desarrollaron las pruebas normativas en la básica; el “Schulfest” nos permitió escapar a todos los países imaginables del mundo; se celebró en el CSS el primer concurso latinoamericano de debate de colegios de habla alemana; se realizó el “Reifetest” en Kinder; el Centro de Padres regaloneó y honró durante toda una velada a nuestro profesorado; se organizaron por sexta vez los exámenes de Matura, los cuales fueron aprobados por todos los estudiantes; se llevaron a cabo los exámenes de admisión en básica y media; la primera gala musical encantó al público; la feria de las pulgas se propagó por todos los patios, sólo por nombrar algunas actividades.
A propósito y en congruencia con nuestro lema anual: La feria de las pulgas en francés se llama “marché de puces”, en alemán “Flohmarkt”, en italiano “mercato delle pulci” y en inglés, “flea market.” En todos estos idiomas se nombra de la misma manera a los mercados, en los cuales se ofrecen artículos usados de personas particulares a otras personas particulares. El nombre tiene su origen claramente en la Baja Edad Media, cuando los príncipes regalaban su ropa. Una vez entregada al pueblo, se negociaba con ella. Es muy probable entonces, que una que otra pulga haya cambiado de señor.

Les deseo a todos un sprint final del año escolar algo más calmo, aunque no por eso más lento.

 

Claudia Engeler
Directora

Continúe leyendo la Circular, Aquí

NUESTROS ALIADOS