Circular 7

Santiago, 26 de septiembre 2016

“Guten Tag! ¡Buenos días! Hello! Bonjour!
Grüssen stärkt unsere Gemeinschaft. Un saludo que reúne a nuestra comunidad.”

Circular 7 / 2016

Muy estimados padres,
queridas alumnas y queridos alumnos, estimadas y estimados colegas,
queridas amigas y queridos amigos del CSS en Chile y el extranjero,

En verdad en la circular de septiembre quería escribir sobre las actividades que se realizaron en el CSS con motivo de las Fiestas Patrias. Me había imaginado escribir una introducción referente a la noche del jueves, me había hecho el firme propósito de transmitirles en un lindo relato, el extraordinario ambiente que se logró en el gimnasio. Nuestros estudiantes de la enseñanza media bailaron, tocaron y cantaron bajo la dirección de Claudia Godoy y Fernando Cordero, nuestros destacados profesores de educación musical. Fue un bello espectáculo de sonidos y voces para quienes tuvieron la suerte de estar entre el público: desde Violeta Parra hasta Inti Illimani, de Víctor Jara a Los Tres. Un curso Incluso interpretó una pieza de blues de composición propia.
Además me hubiera gustado contarles del desarrollo de la mañana del viernes. Quería intentar describir, como aún después de cinco años en el Colegio Suizo de Santiago me sorprendo de ver que aquí los niños, jóvenes, pero también profesores y funcionarios con orgullo bailan la cueca y se alegran de la música tradicional y de los bailes típicos de Chile. En verdad. Tenía. Quería.

Sin embargo en el intertanto nos llegó la triste noticia del trágico fallecimiento de Raimundo, nuestro jardinero, quien durante décadas en el Club Suizo y luego en el Colegio Suizo, cuidó con pasión y esmero nuestros parques, prados, árboles, arbustos y flores. La pérdida sufrida por la familia y el Colegio no se puede expresar en palabras. Es imposible hacerse la idea que ya no veremos a Raimundo cortando el pasto en el frente del Colegio. Tampoco lo vamos a volver a ver andar pasillo arriba y abajo, empujando su carretilla, vacía o llena. El resplandor de su sonrisa bajo del sombrero de ala ancha, su vozarrón firme y cálido, su acento sureño: Todo nos hará falta.
Posiblemente nos va a servir de consuelo darnos cuenta que Raimundo seguirá conectado con el Colegio. A
pesar que descansa en paz en su querido sur natal, los árboles y arbustos que él plantó seguirán creciendo y prosperando. El “cacho ‘e cabra” florecerá y dará frutos. Y en nosotros permanecerá vivo su recuerdo.

Que vuelen nuestros pensamientos hacia Raimundo y su familia.

Claudia Engeler
Directora

Leer la circular completa, Aquí

NUESTROS ALIADOS