Circular 2

Santiago, 24 de marzo 2016


Guten Tag! ¡Buenos días! Hello! Bonjour!
Grüssen stärkt unsere Gemeinschaft. Un saludo que reúne a nuestra comunidad.”

Circular 2 / 2016

Muy estimados padres, queridas alumnas y queridos alumnos,
estimadas y estimados colegas, queridas amigas y queridos amigos del CSS en Chile y el mundo,

La semana pasada estaba sentada en la nueva banca de madera a la entrada del colegio, esperando la llegada de los cinco directores de los colegios suizos de Latinoamérica. El día anterior habían aterrizado desde México D.F., Lima, Bogotá, Sao Paulo y Curitiba. El taxi que los debía traer del hotel al colegio estaba probablemente en un taco, porque yo ya llevaba un buen rato ahí debajo del móvil que se mecía suavemente.
Mi mirada se fue hacia el acceso, donde vi a don Gonzalo, que al alba saludaba alegremente a grandes y chicos: “Buenos días” – decía él, mientras extendía su mano a algunos niños y padres. Me asombré que incluso se sabía los nombres de algunas alumnas y algunos alumnos. Las reacciones a este saludo matinal eran tan diversas como las personas que entraban por el portón. Algunos respondían con una sonrisa muda, otros le daban la mano a don Gonzalo, había quienes le saludaban con un beso en la mejilla y un par de jóvenes metieron su cabeza entre sus hombros y miraron el suelo sin decir palabra. En el pasillo una preocupada abuela se despedía de su nieto, mientras el abuelo leía con interés las publicaciones en la vitrina de deportes. Una nana le entregaba a un niño de básica su lonchera y le hacía hincapié en tener cuidado con su colación. Un papá de Kinder alzó a su niño para darle un abrazo y luego lo dejó entrar corriendo por el pasillo, sin mayores palabras. Un par de alumnos de media, se miraron y chocaron palmas. Y yo, yo miré por encima de mi hombro y vi a Berti Johner que parecía asentir con la cabeza. Sí, Berti, hace poco fuimos a darte el último adiós, viendo bajar suavemente tu urna en la capilla del cementerio, mientras el ambiente se llenaba de canciones folclóricas suizas.
Hay muchas maneras y formas cómo la gente se saluda y se despide: con palabras, con gestos, con mímica e incluso, en silencio. Un saludo es una muestra de reconocerse como parte de una comunidad. En nuestro caso, la del CSS.
A menudo recibo mails desde Suiza, del resto de Europa, de Asia o de Chile, en donde saludan a nuestrocolegio cordial o comercialmente. Entonces se me hace evidente, que nuestra comunidad no se circunscribe únicamente al área del colegio, se extiende aún mucho más allá de la reja azul. 
“¡Hoi, Claudia!“ – de pronto me hablan en mi idioma materno. Y claro: Ahí están los cinco directores de los Colegios Suizos de Latinoamérica. Aún se ven algo cansados de su viaje pero sonríen y me saludan amablemente. Con un beso en la mejilla, con dos, con tres y un director, al cual aún no conozco personalmente, me extiende formalmente su mano. ¿Qué era lo que estaba pensando recién? Que hay innumerables formas de saludarse, pero siempre está detrás un sentido de pertenencia. Por lo tanto, me permito saludarles, de todo corazón,

 

Claudia Engeler
Directora

Leer la circular completa, Aquí.

NUESTROS ALIADOS